• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Login

Feng Shui Básico

Feng Shui es una CIENCIA – ARTE, y no una religion, como erroneamente ha sido etiquetado por muchos. Tiene sus bases en creencias orientales desarrolladas desde hace muchos siglos, esto significa que no es nueva, por lo que no debe de considerarse NEW AGE.

Lo que hace grandioso al Feng Shui es el hecho de que su riqueza no proviene de las definiciones de una persona en específico, sino de la observación de miles de personas.

Considerando lo anterior; podríamos decir que Feng Shui es el equivalente a la primer forma de WIKIPEDIA que fué desarrollada en el planeta ya que es la suma de las aportaciones de todos y cada uno de los que se han interesado seria y formalmente en este arte.

Esto significa que todas las “curas”, “remedios”, “activadores” y “potenciadores” que utilizamos al aplicar Feng Shui YA HAN SIDO USADOS Y PROBADOS ANTES, con muchas personas y en circunstancias diferentes, pero al mismo tiempo similares a las que tú vives.

Para no entrar en detalles, podemos decir que un día, una persona se planteo varias interrogantes como ¿Si dos personas están viviendo muy cerca la una de la otra, qué es lo que hace que a una le vaya bien en la vida y a la otra no?

La naturaleza tiene sus códigos secretos relacionados con la restauración del orden, a veces no lo entendemos nosotros, pero es obvio que está ahí, ya que literalmente “vemos” como por sí sola, cuando los seres humanos nos hacemos a un lado; ella se recupera automáticamente.

No esta preocupada si hará las cosas bien, o si es el momento adecuado para iniciar un proceso de recuperación, tampoco se “compra” programaciones para auto sabotearse.

Por el contrario: es muy congruente en sí misma y siempre esta “alerta” y lista para “aprovechar” cualquier oportunidad para expanderse, reproducirse y multiplicarse.

La naturaleza tiene su propia consciencia; nunca duda de ella misma. Jamás veremos titubear a la MADRE NATURALEZA. Su conciencia es EXPANSIVA.

No “arrebata”, propiamente hablando, sino que de manera muy sutíl y contundente; ejerce la esencia de su naturaleza. Esto me lleva a pensar si es que verdaderamente seremos afortunados o no por el hecho de tener LIBRE ALBEDRÍO.

En mi opinión creo que somos muy afortunados por contar con el LIBRE ALBEDRÍO; significa que dentro de nosotros existe algo que se llama CONCIENCIA. y que, independientemente si decidimos usarla o desarrollarla, va a seguir ahí, como parte de nosotros.

Por esto, mi elección ha sido expanderme. He escuchado que el planeta Tierra es un lugar de lagrimas, una dimensión en la que se “viene a sufrir”, y no se cuántas cosas más por el estilo; sin embargo, mis Maestros me han enseñado que este es un PLANETA ESCUELA, y que hay muchas almas que tienen la creencia que venir a nacer aquí es algo muy cercano a UN PREMIO.

Sí, me estás leyendo bien; estar aquí es considerado

el equivalente a un “PREMIO”.

Por esto un buen día, me cansé de tanto lamentarme, de ver que la vida les sonreía a otros, y tome la decisión de PONERME A TRABAJAR en mí. Descubrir porqué a mi las cosas no me salían bien, y lo más importante: “entendí” que puedo hacer algo al respecto.

Este PEQUEÑO CAMBIO funciona cuando lo haces con CONGRUENCIA. He visto que le funciona a todo el mundo, sin importar de dónde proviene o cuál es su condición socio económica, ni su estatus académico, etc.

Para mi, hoy que lo pongo en perspectiva, Feng Shui es algo natural. Recordé que, desde niño, a mi me gustaba “mover los muebles” y los objetos de la habitación en la que yo dormía. No pasaba una semana en la que algo no hubiera sido cambiado de lugar.

Esto me creo una reputación como que yo estaba siempre “inconforme” con las cosas (o al menos eso decían los que no deseaban observar el porqué lo hacia, era como siempre; más fácil criticar, juzgar). Ni yo mismo sabía, la mayoría de las veces, que en realidad, estaba “reorganizando” mis oportunidades.

Años después, al encontrarme, en esta vida, con mi primer Maestro de Feng Shui, fue cuando comencé a entender lo que yo había estado haciendo. Ese era yo, siempre inquieto, observando.

Ahora hablemos de ti; estoy seguro que en alguna ocasión tu también te pusiste a decorar una habitación, un rincón, o hasta una casa completa: escogiste colores, muebles, cuadros, etc.

¿Qué fué lo que te impulso a hacerlo?

¿Porqué tuviste esa necesidad de reacomodar

las cosas físicas?

Tu no lo sabías, pero, al igual que yo, inconscientemente estabas reorganizando tu vida. Creando o eliminando “oportunidades”. Abriendo o cerrando puertas.

Un día; para mi las cosas marchaban mal. En ese momento me encontró la vida tocando la puerta de una persona, literalmente buscando una oportunidad para poder resolver las cosas económicas del momento.

Esta persona, al abrirme su puerta me reconoció porque sabía de miembros de mi familia a los que identificaba. Me preguntó qué hacía ahí.

Por esos días, mi abuelo era un hombre muy prospero en la región y a los ojos de los demás era lo que en nuestra sociedad actual se le conoce como: un hombre exitoso. Por lo tanto, al yo ofrecerle en venta los productos que traía conmigo me pregunto que si NO ERA SUFICIENTE con todo lo bien que a mi familia le iba, que si ahora deseábamos más.

Esto fue como un golpe en mi frente, en mi mente; esta persona creía que porque a mi abuelo le iba bien, a todos los demás miembros de la familia TAMBIÉN NOS IBA BIÉN.

Me compro un par de los artículos que le ofrecí, pero para mi había sido tan fuerte el cómo se expresó sobre mi familia y sobre mí; que tuve que ir a sentarme durante un rato, a un parque, que está en la parte de la ciudad en la que vivíamos.

Ahí, pase un par de horas desmenuzando la información en mi cabeza: ¿Porqué yo no podía verme a mi mismo como alguien exitoso? y ¿Porqué esta persona, que sólo me conocía de referencia, creía que yo era exitoso como mi abuelo?

Ese día fue un parte aguas en mi vida. Lo tome como una señal que en mi había algo especial. Solo tenía que descubrir qué era y desarrollarlo para que fuera práctico y me sirviera para algo.

En fin, este tipo de cosas probablemente ya te han sucedido a ti también. Un tiempo después me encontré con Feng Shui, vi sus bondades y su potencial y decidí que a eso era a lo que yo quería dedicarme el resto de mi vida.

Me convertí en Maestro de Feng Shui. Y entendí, que al igual que con la vida; nunca dejaría de aprender algo nuevo cada día, por el resto de mi existencia.

En la práctica de esta CIENCIA – ARTE me he topado con personas que me han preguntado que si Feng Shui es una religión, a lo que he respondido que NO.

Feng Shui es una “filosofía de vida”,

cuya base es la busqueda de la armonía.

Siempre estamos buscando cómo mejorar una situación, cómo resolver un problema, qué hacer para que la vida de una persona y su familia se base en procesos “preventivos”, y no tengan que ser “correctivos”, o sea que, por medio de la “observación”, utilizando Feng Shui, una persona puede “ver” si una situación ya cambió y el ciclo decadente va a hacer su aparición.

En la vida TODO tiene un inicio y un final. Sin embargo estas palabras nunca deben de ser tomadas como algo literal, por el contrario; lo que quiero decir es que “en cuanto un ciclo se acaba; ya existe un nuevo ciclo iniciando”.

Y así, las personas, TODOS, vivimos con “ciclos abiertos” que abarcan todos los temas que son importantes para nosotros.

En este preciso momento, en la Tierra alguien está naciendo, y alguien está muriendo. Alguien esta desesperado porque su negocio va mal y está pensando qué debe hacer, si cerrarlo o seguir intentando ver si funciona. Y otras personas están inaugurando un negocio nuevo. Alguien se esta divorciando, y otros se están casando. Alguien está entrando a un hospital para que le lleven a cabo un examen de rutina o le practiquen una operación, y alguien esta entrando, al mismo tiempo, a un gimnasio porque se siente bien y esta disfrutando de su cuerpo, de su día, de su vida. Puedo continuar poniendo ejemplos pero creo que ya me has entendido.

Antes de ofrecer Feng Shui a los demás, primero hice una gran apuesta conmigo y con mi propia familia; aplique Feng Shui en nosotros, para ver si en verdad esto funcionaba: los resultados fueron casi espectaculares.

De ahí en adelante así a sido. Al usar y aplicar la filosofía del Feng Shui, los problemas no van a terminar, lo que pasa es que la forma en que son resueltos, la mayoría de las veces, es más fácil.

Muchos son evitados antes de que se manifiesten; “porque al estar observando” detectas si un ciclo ya está llegando a su fin, antes de que propiamente se manifieste, y te das a la tarea de abrir uno nuevo, que sea continuidad de este, para que las cosas sigan bien.

Feng Shui es una “filosofía de vida”,

cuya base es la busqueda de la armonía.

Lo primero que recomiendo hacer cuando vamos a llevar a cabo un Trabajo de Feng Shui, es que se realize un proceso de limpieza de la casa en donde vive la persona.

Para ver que “ya no debe de estar en su vida”.

Es muy importante hacer esto, porque para “integrar” nuevas cosas, personas, oportunidades de trabajo, salud, dinero, etc. primero se debe de identificar cuántas cosas ya debemos “soltar” para hacer el espacio necesario.

Este proceso de limpieza debe practicarse tanto interna como externamente. La idea no es comenzar a deshacerte de cosas, personas o situaciones; por el contrario, es “eliminar” la basura que se ha acumulado “sobre” nuestra relación con eso o esas personas. Es para poder ver la situación nuevamente con ojos objetivos, sin los vicios de las emociones ni los supuestos con los que fuimos “enfermando” las situaciones alrededor de nosotros.

Un buen Maestro de Feng Shui jamás le dirá a alguien que debe de divorciarse, o de cerrar un negocio. Primero se revisan las situaciones y se evaluan los escenarios.

Como primera etapa de Feng Shui, lo que hacemos es dejar en claro que TODO LO QUE LE ESTÁ PASANDO en ese momento; no es ni bueno, ni malo, simplemente “ES”.

Son las emociones que acompañan a una situación o circunstancia, lo que hacen que se sienta y viva como algo muy “pesado” o sea disfrutable. Al enseñar a la personas a “liberarse” de esas cargas, nuevamente podemos ver la vida con una perspectiva límpia.

Al iniciar un Trabajo de Feng Shui se crea una especie de “radiografía” de cómo está la vida de la persona, cómo están sus asuntos, su salud, su familia. Si la lectura del Estudio de Feng Shui es correcta; la información que aporta el Maestro de Feng Shui debe “coincidir” con lo que están viviendo la persona y sus seres queridos.

Recuerdo un caso, en donde al “ver e interpretar la radiografía” de la vida de una persona, le “avise” de lo que ocurriría TRES AÑOS DESPUÉS si no “cambiaba algunos muebles”. Le advertí de lo que la “información” nos revelaba: que si no cambiaba tal y tal; “perdería su forma de vida”, habría riesgo de que incluso “terminara” siendo acusado de algo y enviado a la carcel. Y algunas cosas más.

TUVO TRES AÑOS, para sopesar la “información”. Al “hablar sobre todo esto”, se incuyo también el “cómo se habían dado las cosas” para que su vida fuera como estaba en su conjunto, en ese momento presente. No solo “salió información” NEGATIVA al revelarse la “radiografía”. También “se le explicó” cómo era que había logrado “manifestar” la increible vida que llevaba. Y que pusiera atención “para no perderla”. Decidió no llevar a cabo los cambios propuestos y obviamente 3 años después se convirtió en huesped de una prisión.

Con este y muchos casos que han seguido, llegue a una increible conclusión: Feng Shui tiene la capacidad, al aplicarse correctamente, de “presentarnos información” en forma fiable, clara y fácil de entender. Nos “habla” sobre “cómo fue que se crearon oportunidades”.

También nos marca en qué estamos mal y “qué va a manifestarse” si no lo “corregimos”. Lo más importante es que de lo malo, nos proporciona “curas y remedios”, y de lo bueno NOS DICE QUÉ HACER PARA QUE SE VUELVA A REPETIR y SE MULTIPLIQUE.

La “INFORMACIÓN” que se recibe no es “ni buena ni mala”, simplemente es el equivalente a “una radiografía”, como cuando vamos al médico y nos solicita que hagamos algunos exámenes de rutina.

Lo que “sale” en “la radiografía” es la información de “cómo están las cosas en ese momento”. No es NI BUENO NI MALO, solo son “hechos” del porqué las cosas están así.

¿Cómo sabemos que estamos en lo correcto al tener en nuestras manos “la radiografía”? Es muy simple; dejando que pase el tiempo y, si lo que lo que nos permitieron ver “se manifiesta”, es que estabamos en lo correcto. Desgraciadamente, en el caso que mencioné; TODO lo que se había “informado” sucedió en forma y tiempo. Pero de igual forma; tenemos ejemplos pósitivos de situaciones que se resolvieron con resultados pósitivos.

Otra conclusión a la que llegue por esto es que hay personas que “son felices” con las cosas que les pasan. Que aunque se les “advierta a tiempo” de que LOS ESCENARIOS QUE ESTA CREANDO PUEDEN SER CAMBIADOS, PLANEADOS Y MODIFICADOS ellos “dejan” que las cosas “continuen” igual. TODOS creamos escenarios.

Un ESCENARIO es un “reflejo” manifestado de lo que cada persona “tráe en su subconsciente”. Si una persona desea “inconscientemente” que algo pase; sin darse cuenta, día tras día, “va armando el escenario necesario” para que se manifieste.

Repito: Se revela “una radiografía”.

Observando “objetivamente” se le informa a las personas sobre las situaciones que están viviendo; como algo que un día fue una “posibilidad” y hoy se han manifestado, convertido en hecho. Así fue como decidieron, consciente o inconscientemente, desarrollar sus vidas.

Aclarando que en cualquier momento, aplicando consciencia, podemos “crear nuevos y diferentes escenarios”. Y, si no podemos corregir al cien por ciento lo que ya están viviendo, si podemos hacer que las circunstancias negativas “no se repitan en el futuro”.

Te ofrecemos aprender Feng Shui con nosotros. Yo tengo 43 años aplicándolo en mi persona, de manera informal y 26 años haciéndolo de forma profesional, conmigo y con otros. Imparto CURSOS DE FENG SHUI a todos aquellos interesados en llevar a cabo cambios positivos en sus vidas. Paralelamente TAMBIÉN te ofrecemos ESTUDIOS PERSONALIZADOS DE FENG SHUI.

También Te Ofrecemos:

Copyright @2017 YoSoyElQueYoSoy ::: Powered by Solucion eS
SUSCRÍBETE AHORA

Recibe Noticias, Promociones y más.

X