• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Login

Crecimiento Personal 33

Aún la persona con el oído más fino es incapaz de escuchar los sonidos de las células de su propio cuerpo. Esto se debe a que rara vez deseamos prestar atención a lo que pasa a nuestro alrededor. Estamos rodeados de sonidos y voces; unos son más armoniosos que otros. Los científicos, después de realizar exhaustivas pruebas en sus laboratorios, llegaron a la conclusión que todo es energía; y nosotros también somos energía.

Todo en nosotros es energía ¡WOW! Significa que quienes ya hablaban de todo esto, hace unos cuantos miles de años; estaban en lo correcto. No tuvieron necesidad de usar los avances tecnológicos de HOY EN DÍA, para llegar a la misma conclusión. O sea que EL TERCER OJO que CADA UNO DE NOSOTROS TIENE, si funciona “bien”.

Significa que TODO lo que tiene que ver con nosotros es energía. Por lo tanto nuestra voz es también energía, así como lo son los colores y las emociones que manifestamos en nuestro diario vivir. Cuando la energía es enviada SIN un propósito definido “se crean ambientes de gritos y enfermedades”. Las personas dejan de comunicarse unas con otras, y nuestros oídos “prefieren cerrarse”; comenzar procesos de bloqueo o negación.

Con el tiempo, LA NEGACIÓN llega a afectar nuestros ojos (por eso muchas personas prefieren “no ver” lo que está sucediendo en sus vidas). Creen que si ignoran aquello que les desagrada o lastima; terminará por desaparecer. Creen que está en sus vidas porque llego “solo”, sin haberlo llamado. Estas personas, cuando les sirve a sus propositos; creen en la CASUALIDAD.

Sin embargo todos pensamos, sentimos, y deseamos estar mejor cada día de nuestra vida. Apostamos a que nos vaya mejor. A que los problemas se resuelvan con más facilidad. Actualmente, derivado de lo que se conoce como CAMBIO DE CONSCIENCIA, a nuestro repertorio EMOCIONAL se le han estado agregando nuevas formas de sentir. Nuestros cuerpos ESTÁN MANIFESTANDO nuevos SÍNTOMAS. Los médicos están desarmados ante esto.

Muchas personas viven, con sorpresa; manifestaciones de situaciones que no saben cómo manejar. Y piensan, con lógica, que son circunstancias similares a las experiencias vividas hasta hoy. Sin embargo, el cuerpo humano, como manifestación de energía sólida, se encuentra con estas formas de sentir y no sabe qué hacer al respecto. Nuestra mente sabe que está procesando la información de manera diferente, pero es la parte humana que intenta aferrarse a viejos patrones de conducta, la que no sabe cómo tratar la situación.

Si seguimos haciendo lo mismo; esperando obtener un resultado DIFERENTE:

¿Qué esperan las personas que pase?

Sabemos que somos diferentes a lo que éramos y sentíamos antes. Pero sin un parámetro del cual partir, es difícil permitirnos entender qué es correcto y qué no lo es, y esto no impide que la vida siga su curso, haciendo todos “nuestro mejor esfuerzo”: buscando, sintiendo, deseando expresarnos de una mejor manera. Deseando tener resultados diferentes a los que hemos estado obteniendo hasta ahora.

A esto le llamamos “el despertar de nuestros sentidos espirituales”: son experiencias que no podemos entender, hasta que decidimos fluir con ellas, y aceptar que no están mal; que solo son “diferentes a todo lo que hemos vivido con anterioridad”, que estamos en un proceso de cambio; de adaptación.

Así comenzamos a aceptarnos como los “nuevos yo” en los que nos estamos convirtiendo. Cuando aprendemos a aceptarnos; es cuando empieza a manifestarse la solución de los problemas de nuestra existencia. Por medio de la paciencia y “la observación” llega el entendimiento.

El secreto de la vida esta en EVOLUCIONAR CONCIENTEMENTE. Si lo haces y fluyes; serás siempre flexible para encontrar las mejores soluciones ante cada reto de la vida, sin sacrificar tu esencia naciente. Convierte tu vida en la “meta final”, en la que aceptes quién eres, aceptes vivir con quién tu eres y siempre has sido.

Activar a LA DIVINIDAD INTERIOR se logra entre personas simples, aquellas que desean expresar las condiciones base del “YO SUPERIOR” que habita en cada uno de nosotros. Este nuevo SER: “todo lo puede”, todo lo sabe, todo lo domina. No es agresivo o condicionante.

Por el contrario, disfruta vivir en paz. NO PIERDE EL TIEMPO queriendo entender todo. No necesita “tener la razón”. Aprende y practica la tolerancia, “sin sumisión”. Genera soluciones porque sabe que es un CREADOR. Nunca está LISTO a la crítica; está para ayudar, pero con inteligencia. Aprendiendo de sus experiencias diarias, para evitar repetir las mismas situaciones negativas una y otra vez. Propiciar la creación de situaciones agradables.

En lugar de luchar con la vida; se siente “merecedor” de ella, y de todo lo bueno y magnifico que existe. Descubre su grandeza a través de apreciar las bondades de servir a otros y de vivir en paz. Sabe lo que es el amor, no lo necesita entiender ni razonar, lo vive al detalle sin establecer supuestos.

¿Qué es entonces la Divinidad Interior Personal?  

Es la expresión de tres condiciones: 

consciencia, inteligencia y amor.

Todo llevado a la práctica.

Es la esencia de la divinidad, es todo lo que somos en su manifestación más pura y positiva, en su escala más alta y definida. Es la esencia de la verdad personalizada. Porque cuando descubres tu verdad, la importancia de las cosas y circunstancias que vives; se vuelven un tema “manejable”.

Así, con una percepción de la vida en términos pósitivos; las fallas dejan de ser consideradas como problemas y se vuelven manifestaciones oportunas de avisos a través de los cuales aprendes a hacer mejor las cosas.

Si llegaste hasta aquí es porque estás en el proceso de tu activación divina personal.

Existe la divinidad Individual y la Divinidad Cósmica. La Individual manifiesta tu grandeza y avisa al universo, enviando señales de que ya estás listo para pasar a un nuevo nivel de creación. Imagina… ¿Qué impacto tendría en el planeta si hubiera Cristos, Budas, etc, y todos fueran amigos trabajando juntos al mismo tiempo?

Cada quien debe recorrer su camino para generar una vida de diseño divino. Sin importar la región del planeta en la que vives, tus creencias o preparación, todos estamos listos para ser activados, de eso se trata haber “elegido” nacer en esta época del CAMBIO DE CONCIENCIA.

Es tu momento de decir “YO SOY”

Todo en nuestras vidas mejora cuando tomamos en cuenta tres puntos fundamentales: “ser conscientes de nosotros mismos”, “usar adecuadamente nuestra inteligencia”, y “manifestar el sentimiento más grande y poderoso que ha existido; el amor”.

EL UNIVERSO ES COMO “UNA GRAN MAQUINA”. Quien “aprende” a usarla obtiene como recompensa el tener una “buena vida“. El universo “obedece” cuando hacemos las cosas adecuadamente. Siempre está listo, “escucha” y obedece; cuando alguien pronuncia las palabras “YO SOY”.

Muchos seres humanos han establecido que lo negativo es fácil de manifestarse, de igual o mejor forma es posible lograr que TODO LO PÓSITIVO se vuelva tangible. En este momento, todos y cada uno de los habitantes del planeta Tierra formamos parte del CAMBIO DE CONCIENCIA, un cambio que está ocurriendo diariamente.

Estamos en un punto de transición; recordando “nuestra verdadera esencia”. Nuestros corazones están deseosos de vivir mejores experiencias, llenas de amor, de paz. Sin importar nuestras creencias y diferencias sociales, somos muchos los que ahora reconocemos que todas las manifestaciones de divinidad que conocemos nos conducen a un mismo lugar, a la aceptación de la existencia de un ser amoroso, al cual se le asignan nombres diferentes, y que sin embargo es SOLO UNO, NO IMPORTA CÓMO SE LE HAYA LLAMADO HASTA HOY.

Dios, Budha, energía superior, etc., es suficiente CON “ACEPTAR” que existe. Reconocer “SU PRESENCIA”. Es como en un juego, Cuando se trata de una “pelea”; se dice que el que “pega primero, pega dos veces”. Cuando “UTILIZAMOS “LA REGLA DE ORO”; el que “lo hace” avanza siete veces siete “exponencialmente”. Esto quiere decir que “avanza” SETENTA VECES SIETE.

Cuando saludamos a alguien, se lleva acabo un “intercambio de energías”. Lo mismo ocurre cuando hay una transacción comercial. ¡NO ME CREAS! intenta hacer lo siguiente durante siete días:

Cuando saludes a alguien, sin decirlo, en tu mente di las siguientes palabras:

“Que DIOS TE BENDIGA setenta veces siete”

Si se trata de una transacción con intercambio de “dinero”, en el momento en que “entregues” las monedas o billetes, “házlo con la mano derecha”, y en tu mente menciona las siguientes palabras:

“Que se te multiplique setenta veces siete”.

Haciendo a un lado las diferencias de unos con otros, descubrimos nuestras similitudes, y los deseos profundos de cambio pósitivo que cada uno tiene. Estamos aprendiendo lo que un día, para nuestros hijos, será su forma natural de ser y vivir: el respeto y la paz a través del amor y la observación. Todo con la finalidad de disfrutar juntos los momentos especiales de la vida.

Es por esto que “YO SOY…Y AQUÍ ESTOY”, reconozco que soy un ser especial, reconozco a la divinidad en tí y la bendigo.

Si ayudo a que tú, y otros más, manifiesten armonía y abundancia de cosas buenas y maravillosas, la gratitud del universo pondrá los medios para que tengamos una mejor vida, multiplicado 70 veces 7.

El DIOS que existe en la región en donde te toco nacer, es el mismo en todas regiones de la Tierra:

Uno somos todos y “TODOS SOMOS UNO”

Esto es más que una creencia personal, es más que una corriente de vida o filosofía. Es la manifestación de la congruencia en todos los aspectos de la vida de un ser humano, abarcando todas las opciones de vida, que incluyan un deseo pósitivo. Es invitar, de cualquier deseo o anhelo, lo mejor de él. Al activar a la divinidad en ti, sea como sea que le quieras llamar, te unes a la fuerza creciente e imparable de cambios pósitivos que “trae” el CAMBIO DE CONCIENCIA.

El CAMBIO DE CONCIENCIA hace que las personas se activen y usen su capacidad de creer en los milagros. De aceptar que todos los días ocurren cosas pósitivas. Te invitamos a “Activar a la Divinidad en Ti” y ver cómo se va transformando positivamente tu mundo.

Al “ser activados” se despiertan los CÓDIGOS DIVINOS que hay dentro de nosotros. Se abren las puertas que antes “parecían” cerradas. La vida se hace fácil y agradable, porque todo en nosotros se equilibra, nos armonizamos. Descubrimos que hay que seguir aprendiendo COSAS NUEVAS siempre, ya que para esto fueron diseñados nuestra mente y las capacidades que tenemos individualmente.

Tú eres tus sueños. La mayoría de las personas vive quejándose de que la vida “no los escucha”, y es por esto que “no obtienen los resultados que desean”. Si observas tu entorno, y te das permiso de escuchar los mensajes que la vida te da, te volverás consciente de que “debemos escuchar a la vida” para aprender a fluir con ella.

Recuerda, la clave está en “fluir”. Es así como estaremos listos cuando la siguiente oportunidad pase cerca de nosotros, y la tomaremos porque tendremos claro que nuestro momento de evolucionar y mejorar es ahora.

¡Estamos listos!

Bendice todo lo que ha pasado en tu vida hasta este momento, incluidos tus errores, tus malos momentos, aún aquellos en los que sentias que estabas y no estabas, con esas sensaciones desconocidas que no atinabas a definir y hacian que, de un momento a otro, te llevaran a explotar o desear salir corriendo de donde te encontrabas.

Todo ha sido importante y no. Y esa suma de todo fue la que te ha traido a este sitio, con nosotros. Fuiste preparado, inconscientemente; para dar el siguiente paso. Estamos juntos para crecer porque el momento ya llegó y tu aquí y ahora se observa mejor y más claro. Ahora hay que dar los siguientes pasos juntos.

También Te Ofrecemos:

Copyright @2017 YoSoyElQueYoSoy ::: Powered by Solucion eS
SUSCRÍBETE AHORA

Recibe Noticias, Promociones y más.

X